Reseña Histórica

En el mes de noviembre del año 1995, con el objeto de analizar la procedencia y legalidad de la realización de operativos policiales de deportación masiva de personas indocumentadas radicadas en territorio nacional, la Defensoría de los Habitantes convocó a un conversatorio sobre el tema con participación de representantes de instituciones de gobierno, agencias internacionales, academia y organizaciones no gubernamentales.

 

Como resultado, se concluyó en la necesidad de sostener encuentros regulares para el análisis de las políticas y prácticas a nivel regional y nacional en atención del fenómeno de las migraciones, y sus especiales connotaciones en el ámbito del respeto de los derechos humanos de las personas migrantes y refugiadas.

 

Desde entonces, la Defensoría de los Habitantes ejerce la Secretaría Técnica del Foro Permanente sobre Población Migrante y Refugiada, que se caracteriza por ser un espacio de interacción de carácter interinstitucional, intersectorial y multidisciplinario integrado por instituciones estatales, de gobierno, organizaciones de la sociedad civil, organismos internacionales e instancias académicas, que por su mandato, competencias e interés tienen relación con el tema migratorio.

 

En un esfuerzo por reforzar los lazos de cooperación y compromiso con las diferentes instancias que participan, en el mes de diciembre del 2006, la Defensoría de los Habitantes, en su calidad de Secretaría Técnica del Foro, suscribió una "Carta de Entendimiento" con las instancias que actualmente integran dicho colectivo.  Al mismo tiempo dichas instancias adoptaron una serie de principios generales de organización que aseguren el mejor funcionamiento y aprovechamiento de este espacio que goza de buen reconocimiento nacional e internacional.

 

Como parte de este esfuerzo, el Foro Permanente sobre Población Migrante y Refugiada replanteó sus objetivos generales, siendo estos: a) promover la generación e intercambio de información sobre el fenómeno migratorio, así como su discusión, análisis y divulgación; b) contribuir en la formulación de políticas públicas para que incorporen, como eje transversal, el abordaje integral del fenómeno migratorio y su incidencia en el desarrollo nacional y, c) promover el respeto de los derechos humanos de la población migrante y refugiada, así como el cumplimiento de sus deberes.

 

La posibilidad que se ha tenido desde 1995 de contar con un espacio de esta naturaleza, se constituye en un importante logro, en tanto ha permitido dar continuidad y sostenibilidad a una discusión permanente sobre el tema migratorio en Costa Rica y, sobre todo, a un seguimiento cercano al estado de situación de las personas migrantes, procurando la ubicación del tema por parte de los distintos Gobiernos en un lugar de prioridad en la agenda nacional.

 

Esta instancia como un espacio de retroalimentación permanente, ha permitido, particularmente a la sociedad civil, involucrarse activamente en la propuesta de soluciones a los múltiples aspectos que derivan de la temática migratoria y ha comprometido a las autoridades de gobierno a reconocer y legitimar las propuestas a partir del conocimiento y la actitud propositiva que se genera desde este Foro.

 

Precisamente ese reconocimiento por parte del Estado costarricense de la labor y composición del Foro, ha permitido su participación en espacios de discusión de gran relevancia para la formulación de lineamientos para la definición de una política migratoria, así como para evidenciar la necesidad de realizar reformas legislativas que armonicen el tratamiento de la temática con los compromisos y principios internacionales de protección de derechos humanos que el país ha adoptado.